Llevaba mucho tiempo con ganas de introducirme en el mundo de los juegos Dungeon Crawler, hasta que llego a mis oídos la existencia de Ray Gigant para PsVita. Decían que se trata de título bastante asequible para los novatos del género y que es un buen punto de partida, además la historia me llamó la atención (Todo lo que sea bichos grandes siempre capta mi atención. Voy a comentar un poco mis impresiones del juego, y ya les adelanto que no es que sean muy positivas.

Nos situamos en un futuro cercano donde la tierra está siendo atacada por seres gigantescos. Éstos seres son inmunes a todos los ataques, pero en una ocasión durante un ataque a Tokio por una de estas criaturas, se da una explosión que arrasa con todo quedando en el centro un chico con un amuleto. Empezaremos controlando a dicho personaje, y su amuleto resulta tener voluntad propia, capaz de comunicarse con su portador y dotarlo de habilidades especiales para combatir a los Gigantes. ¿El objetivo? Acabar con la amenaza para siempre.

El juego parece una Novela Visual, nos ofrece horas y horas de texto, varias historias con distintos personajes que iremos controlando a medida que avanzamos, y como buen Dungeon Crawler un monton de mazmorras por las que nos moveremos en primera persona. En las mazmorras veremos muchos enemigos, pero en muchos casos podemos evitarlos moviéndonos con cuidado por la mazmorra o buscando caminos alternativos.

Al principio tenían su gracia, pero todas las mazmorras son casi iguales (a excepción de la última), según termina el combate tus personajes se curan automáticamente y además hay una opción para que se repitan las acciones de un combate turno tras turno automáticamente hasta que el enemigo muere. El proceso se puede utilizar en los bosses finales, con entrenar un poco se hace extremadamente fácil el juego y no pude evitar sentir un gran aburrimiento a medida que lo jugaba.

Hay muchas conversaciones basura que no llevan a nada, y el protagonista principal merece unas cuantas collejas a cada frase que suelta. El sistema de mejora de personajes es mediante una serie de talentos en los que invertimos piedras para mejorar sus atributos o obtener nuevas habilidades y equipo, pero no es que tengan una gran variedad de opciones. Si tengo que definir el juego con pocas palabras serían aburrido y simple, y vale que estaba buscando un juego sencillo para empezar… pero no en estos extremos.

No todo es malo, el arte del juego es buenísimo y los personajes, mediante un entretenido minijuego musical, se pueden transformar  en bestiajos capaces de soltar unos combos larguísimos antes de recuperar la forma de humano otra vez. La idea de la historia esta bien, pero tiene demasiada morralla en medio que hacen que pierda el interés completamente. Me ha costado mucho acabarlo, siempre que puedo intento obligarme a terminar todo lo que juego porque no me gusta dejar nada a medias, y sinceramente ojalá no hubiera empezado este juego xD.